DeathtoStock_Wired8

50 Consejos para enfrentarse a una entrevista de trabajo

En los tiempos que corren una gran  mayoría nos despertamos cada mañana con la ilusión de encontrar un trabajo. Esta situación trae consigo un nuevo reto: prepararnos para enfrentar de la mejor manera el camino que nos llevará hacia ese empleo que tanto anhelamos. Una entrevista de trabajo puede ser uno de los momentos que genera un alto nivel de nerviosismo, pero a la vez es la oportunidad de causar una excelente primera impresión, jugar con ese as bajo la manga para cautivar al entrevistador y ganar ventaja sobre los demás aspirantes al cargo. A pesar que los procesos cambian y que algunos ya seréis todos unos expertos en el arte de buscar un trabajo, hoy queremos compartir contigo una serie de consejos imprescindibles para presentar una entrevista de trabajo con éxito y mucha información para que llegues muy seguro y demuestres todas tus habilidades. Ánimo, es fácil ;)

 

Webs empleo más conocidas¿Qué se pretende en una Entrevista de Trabajo?

Te preguntarás cuál es el objetivo de la entrevista de trabajo, este puede ser relativo de acuerdo a la empresa y al cargo. Por tu parte, sería lograr convencer que eres la persona que buscan y que encajarías a la perfección con su equipo de trabajo, debes esforzarte por demostrar tus destrezas y aptitudes. Además podrás verificar que la empresa cumple con tus expectativas laborales en los que se refiere a horarios, funciones, salarios, etc. Por su parte el entrevistador tendrá como objetivo conocerte, que le brindes información de primera mano sobre tu trayectoria profesional y personal, podrá confirmar la información que has suministrado en tu CV, a la vez que aclarará dudas e inquietudes que tenga al respecto. Le permitirá establecer si cumples con el perfil del puesto de trabajo y de la empresa, sabrá cuál es tu motivación, tus habilidades y conocimientos, hará una comparación entre tu perfil y las necesidades y requerimientos del cargo a ocupar.

Todas las entrevistas no son iguales

Generalmente las entrevistas de trabajo tienen muchos puntos en común, pero el tipo de entrevista y la dinámica cómo se desarrolla dependerá del tipo de empresa, el puesto al que optas, y los requisitos mismos del cargo. Suelen ser de tipo personal o grupal. Aunque en ocasiones hay un primer contacto de tipo telefónico previo que puede ser considerado también como entrevista de trabajo y al cual debes estar preparado y responder adecuadamente.

1. Entrevista personal

Estarás solo tú con el entrevistador,  y se basará en un diálogo o conversación que irá guiando el entrevistador. En algunas ocasiones te encontrarás que hay hasta 2 entrevistadores en el mismo momento o por separado, esto con el fin de tener varios puntos de vista a la hora de elegir. Recuerda que ellos querrán tener la mayor información acerca de ti y  de tu experiencia, a la vez que estudiarán tus reacciones.

Esta entrevista puede ser:

  • Dirigida, cuando se sigue un cuestionario o guión predeterminado y se le hacen las mismas preguntas a todas las personas que sean entrevistadas. La idea es que respondas de manera clara y breve lo que te preguntan
  • Libre, aquí tendrás la iniciativa tu, te harán preguntas abiertas y serás tú el que determine el rumbo de la conversación,  porque a partir de tus respuestas saldrán las demás preguntas. Los expertos aconsejan seguir el orden cronológico de tu experiencia laboral. Es una excelente oportunidad para llevar la entrevista hacia tus puntos fuertes y destacarlos. Puedes hacer  preguntas para saber por dónde continuarla.
  • Mixta, podrás encontrarte con una entrevista que se combine tanto de manera dirigida como libre. Las preguntas cerradas serán para obtener información precisa sobre ti y las preguntas abiertas para establecer tus reacciones y motivaciones.

En cualquiera de los tres casos es muy importante que mantengas el orden lógico del discurso, intenta establecer una relación directa de tus respuestas con los requisitos del puesto de trabajo.

2. Entrevista de grupo

Se reúnen varios candidatos (no más de 10) y se les plantea una situación a resolver entre ellos. Esta técnica establece las habilidades perfil de los candidatos, deja a la luz cómo trabajan en equipo  cómo establecen relaciones interpersonales. Generalmente el entrevistador observa y evalúa aspectos como el liderazgo, participación, interrelación, capacidad de reacción, manera de comunicarse, nivel de participación, iniciativa, entre otros. Importante no monopolizar la discusión, no polemizar excesivamente, escuchar con atención, respetar  las opiniones de los otros sin criticarla sus respuestas y no dejarse llevar por los nervios o sentirse intimidado.

 ¿Quién te pueden entrevistar?

Casi siempre te informan quién será la persona que te entrevistará y su cargo dentro de la empresa. Si por cualquier razón no te lo han dejado claro, está bien que lo preguntes o trates de averiguar.

Si la entrevista la haces en la misma empresa donde está la plaza de trabajo, es casi seguro que sea el responsable de recursos humanos. En este caso, ten en cuenta que ésta persona tiene un conocimiento profundo del perfil solicitado para el cargo, son hábiles en técnicas de entrevista y pueden incluir pruebas psicotécnicas, también que conocen muy bien la empresa y te podrán hacer preguntas sobre la misma. Tendrás que tener en cuenta muchos aspectos porque suelen hacer una entrevista más completa e integral.

Otra opción es que te entreviste un técnico de la misma empresa, generalmente ocurre cuando ya has pasado una primera entrevista con recursos humanos. Esta entrevista suele ser específica sobre el cargo a ocupar en sí. En ella podrás encontrarte con el jefe directo del cargo, al que tendrás que convencer que eres el mejor para trabajar con él y esto lo lograrás solo demostrando tu capacidad para el trabajo, tus conocimientos y competencias.

También se da el caso de ser entrevistado por una empresa de selección, son expertos en técnicas de selección y tratarán de ver que tanto cumples con las necesidades que les ha pedido la empresa donde está el cargo a ocupar. Medirán básicamente nivel de formación, tipo de personalidad y grado de motivación. Por esta razón, en estas entrevistas se fijarán antes que nada en tu actitud, tus reacciones, y tu comportamiento (lenguaje verbal y no verbal).

 

Webs empleo estudiantes¿Cómo preparar la Entrevista de Trabajo?

¡¡Enhorabuena, tienes una cita de trabajo!! Es hora de dejar a un lado los nervios, sacar  todo tu arsenal y preparar una excelente entrevista de trabajo. A por ella ;)

La entrevista de trabajo es uno de los momentos definitivos a la hora de elegir un candidato para ocupar un nuevo trabajo,  es el paso previo a la vinculación laboral. Has avanzado en el proceso de selección, si te han llamado para una entrevista después de dejar tu CV, es porque les has cautivado, les resultas interesante y tienes gran opción de formar parte de su equipo de trabajo.

Por esta razón tienes que estar preparado para ese momento, controlar la ansiedad y estrés que produce, debes pensar que está en juego tu futuro y el empleo que estabas buscando. Debes tener claro que no es una mera cuestión de suerte sino de preparación. Esto será como un “examen” sobre tu vida personal y  profesional, te harán diversas preguntas y de tus respuestas y comportamiento tomarán la decisión de contratarte o no. Estos serán tus más valiosos argumentos para convencerlos que eres la persona indicada, ¡¡la que ellos están buscando!!

Una entrevista de trabajo es de corta duración, alrededor de unos 30 minutos en promedio, ese es el tiempo que tienes para transmitir todo lo que has preparado. Casi nunca hay una segunda oportunidad y hay que tener cuidado con los errores. Sin embargo si es otro candidato el seleccionado, hay que verlo como una experiencia en la que siempre ganas tu y para la siguiente vas a ir mucho mejor.

No olvides que también hace parte de la preparación elegir cuidadosamente la vestimenta para ese día. Aunque no todas las entrevistas de trabajo son de corbata o traje, debes cuidar minuciosamente este detalle e ir acorde con la ocasión.

Regla de oro 1

El primer paso es revisar y casi que aprenderte todos los datos del CV que has enviado, no debes dejar ningún detalle fuera, los debes conocer al derecho y al revés. Sobre esta información se basan todas las entrevistas de trabajo, ten muy en cuenta las fechas, empresas y funciones que realizaste en los trabajos anteriores, la idea es que no titubees al responder sobre este tema. En muchas ocasiones pueden empezar por corroborar esta información y aclarar las dudas que tengan sobre lo que has escrito. No olvides llevar una copia de tu CV ;)

Regla de oro 2

Luego es muy importante que prepares las respuestas a todas las posibles preguntas que te puedan hacer, aquí vale ensayar solo o delante de un amigo. Esto te da mucha tranquilidad y te sentirás seguro al responder frente al entrevistador. Recuerda que las respuestas deben estar relacionadas  con el puesto de trabajo al que aspiras y que en todo momento debes ser muy natural. Prepara tus fortalezas, destrezas, habilidades, cualidades y todos los puntos que tengas a favor y piensa cómo los puedes destacar en tus respuestas. Igualmente tendrás que repasar tus puntos débiles y hacerlos ver más insignificantes y con alternativas de solución, eso sí, sin mentir ni hacer respuestas increíbles. Debes ser honesto siempre, generalmente las entrevistas de trabajo pueden hacerlas psicólogos y personas muy entrenadas para detectar información falsa.

En una entrevista de trabajo pueden hacerte una gran variedad de preguntas: abiertas, cerradas, sobre ti, acerca de tu experiencia, psicotécnicas, de tu formación, algunas pueden tener intención de generar en ti reacciones, otras te sorprenderán, y algunas hasta te pueden llegar a molestar; es muy difícil saber el tipo de entrevista a la que te enfrentas es mejor estar preparado por todos los frentes y conocer todas las posibilidades,  sin olvidar que la respuesta debe ir enfocada a lo que el entrevistador desea escuchar y a las necesidades del cargo y empresa.

A continuación te presentamos una serie de posibles preguntas que te pueden hacer en una entrevista de trabajo, las hemos clasificado por temas para que sea un poco más fácil que te las prepares. Suelen empezar por las de carácter personal para romper el hielo y luego pasar a las específicas sobre formación y empleo, a esta altura ha bajado el nivel de nerviosismo y seguro llevarás la entrevista con mayor fluidez y soltura. Estudia muy bien la mejor respuesta que le puedes dar a cada una y siempre que destaque tus cualidades para el cargo, evita criticar a personas o empresas anteriores en las que has trabajado.

Preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

Personales

  • Háblame Acerca de ti, dónde naciste, cuántos años tienes, etc.
  • Cuáles son tus aficiones
  • ¿Cuáles son tus habilidades y defectos?
  • ¿Prefieres trabajar con gente o prefieres trabajar solo?
  • ¿Te consideras como un líder o como un seguidor? ¿Por qué?
  • ¿Generalmente terminas tus proyectos?
  • Defínete a ti mismo.
  • ¿Aprendes de tus errores?
  • ¿Cuáles son tus valores?
  • Si le preguntará a tus amigos o familia sobre ti, ¿cómo crees que te definirían?
  • ¿Trabajas en equipo?
  • ¿Qué cosa no puedes soportar en otra persona?
  • ¿Cómo está compuesta tu familia?
  • ¿Dónde vives?
  • ¿Qué libro te ha impactado y porqué?
  • ¿Cuál es tu proyecto de vida a mediano y largo plazo?
  • ¿Comentas con tu familia las incidencias del trabajo?
  • ¿Fumas?

Formación

  • ¿En qué colegio te has graduado?
  • ¿Por qué elegiste tu profesión?
  • ¿En cuál asignatura destacaste más y en cuál menos?
  • ¿En algún momento pensaste cambiar de carrera?
  • ¿Piensas continuar o ampliar tus estudios, en qué área?
  • ¿Qué formación complementaria o superior has realizado?¿Por qué?

Experiencia Laboral

  • ¿Cómo iniciaste tu vida laboral, en dónde?
  • Háblame sobre las funciones que desempeñabas en los trabajos anteriores
  • ¿Te sentías bien pagado en tus trabajos anteriores?
  • ¿Cómo te llevabas con tu jefe y compañeros de equipo?
  • ¿Cuál es tu aprendizaje de los trabajos anteriores?
  • ¿Eras jefe, descríbete como tal?
  • ¿Cuál es tu modelo de jefe ideal?
  • ¿En qué situación destacaste laboralmente?
  • ¿Perteneces o has pertenecido a sindicatos?
  • ¿Por qué dejaste tu trabajo anterior?
  • ¿Tenías personas a cargo? ¿Cómo les motivabas?
  • ¿En cuál de tus trabajos anteriores te sentiste más a gusto y por qué?

Empleo al que optas

  • ¿Cómo te enteraste de nuestra oferta de empleo?
  • ¿Qué sabes sobres nosotros?
  • ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?
  • ¿Por qué te interesaste en nuestra oferta?
  • ¿En qué ambiente de trabajo te sientes más cómodo?
  • ¿Qué tal trabajas bajo presión?
  • ¿Te gusta un trabajo con mucha actividad o monótono?
  • ¿Tienes posibilidad de vivir en otra ciudad, país, o de realizar viajes frecuentes?
  • ¿Dentro de nuestra empresa qué área o actividad te interesa más?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas y tus dificultades para este puesto?
  • ¿Cuál es tu prospecto profesional a mediano y largo plazo?
  • ¿Crees que tendrás éxito en esta empresa?
  • ¿Si tuvieras que hacer un curso de formación previa a tu contratación, lo harías?
  • ¿Prefieres un trabajo con las funciones y el horario predeterminado o cambiante?
  • ¿Cuál es tu disponibilidad para empezar a trabajar?
  • ¿Podemos pedir referencias laborales a tus anteriores jefes?
  • ¿Hace cuánto tiempo estás en paro, actualmente estás en esperando respuesta de otro proceso de selección?
  • ¿Cómo aportarías tú a la empresa y al cargo al que optas, qué  sería lo diferente?
  • ¿Por qué deberíamos elegirte a ti para este puesto?
  • ¿Cuáles son tus expectativas económicas, a qué sueldo aspiras?
  • ¿Cómo estableces las prioridades y cómo planificas tu trabajo?

Como responder preguntas más comprometidas

Si eres mujer y estás en una edad joven, con seguridad te preguntarán si tienes proyecto de quedarte embarazada a corto plazo. Lo ideal es expresar que no entra en tus planes inmediatos, luego que obtengas el trabajo tendrás la posibilidad de demostrar tus competencias y habilidades; como es lógico habrán cambiado las condiciones y no será ningún obstáculo para la empresa que desees formar una familia.

Si tienes poca experiencia laboral, no te preocupes, referencia tu motivación e interés, visibiliza tu ilusión y alta capacidad para poner en práctica tus conocimientos y aprender todo los días.

Las preguntas sobre el salario suelen ser incómodas, es mejor no arriesgarse dando una cifra sin haberlo indagado. Trata de ajustarte a lo regulado por convenio colectivo y  al nivel del cargo.

Si has sido despedido, es importante no sentirse afligido por esta razón, las circunstancias pueden ser múltiples. Trata de exponerlas claramente y sin entrar en muchos detalles, sin establecer juicios de valor o críticas de cualquier tipo que destruyan la imagen de personas o entidades en las que has participado.

Para esas preguntas más personales, como religión, política, sexualidad, fracasos personales, se debe responder con educación, cortesía, sin visos de agresividad y sin comprometerse. En algunas ocasiones es mejor expresar que no consideras la pregunta relevante para ocupar el puesto de trabajo.

Ante éstas preguntas procura no inquietarte, a veces te las harán para ver solo tu reacción antes de que la importancia de tu respuesta. Respira y tómate tu tiempo para pensar y reflexionar antes de emitir tu respuesta.

Regla de oro 3

Pero no solo tú tendrás que responder preguntas, en la mayoría de entrevistas de trabajo te darán la opción de plantear preguntas e inquietudes que tengas. No te tomes a la ligera este momento, debes verlo como otra gran oportunidad de “bordar”  y sellar con broche de oro la entrevista. Generalmente el entrevistador tiene un doble objetivo con esta técnica, por una parte quiere que despejes tus dudas, pero por otra parte (sino la más importante), quiere que le ayudes a establecer tu perfil y conocerte mejor. Podrá ver cómo te expresas, la capacidad de atención, comunicación y lógica que tienes.  ¿Pero cómo lo conseguirás? la respuesta es muy sencilla: preparando tus preguntas.

Demuestra tu iniciativa e interés por el cargo y  la empresa, plantea preguntas sobre éstos. Para que te sientas más seguro estaría bien si las llevas escritas, esto denota que te has currado la entrevista. Una buena pregunta encaminará la conversación hacia determinadas áreas o temas, procura que sea hacia las que te sientes con más confianza y de las que tienes excelentes conocimientos, busca sacar ventajas de ellas.

A través de tus preguntas también podrás confirmar que te interesa vincularte con esa empresa o por el contrario sabrás que no cumple con tus expectativas. Eso sí, no es conveniente que preguntes sobre el sueldo, horarios o vacaciones, o sobre tus opciones de ser contratado, comenta al respecto solo si el entrevistador lo menciona. Pero sí debes ir preparado si te hacen una propuesta de sueldo, debes tener claro cuál es el rango económico que les plantearías.

Cada entrevista es diferente y depende de muchos factores por eso tus preguntas casi que deben ser “personalizadas”, sin embargo algunos ejemplos podrían ser:

  • Sobre el proceso de selección: ¿cuál es el paso a seguir?, ¿te llamarán?, ¿en cuánto tiempo tendrás alguna respuesta?
  • Sobre el cargo: ¿Qué expectativas se tiene en la empresa sobre la persona seleccionada para el puesto?, ¿Cuánto compañeros de trabajo hay en el área? ¿Es un trabajo para desempeñar en equipo o de forma individual?, ¿Existen posibilidades de promoción o ascenso en la empresa?, ¿El puesto ya existía en la empresa o es nuevo?, ¿Tendría personas a mi cargo?
  • Sobre la empresa: ¿Qué clientes maneja la empresa?¿Hay programa de formación para los empleados?, ¿Cuál es el organigrama y organización jerárquica de la empresa? ¿Cuál es la cultura corporativa de la empresa?

Regla de oro 4

Otro aspecto muy importante es aprender y conocer todo lo que puedas sobre la empresa que te va a entrevistar. Ir bien informado al respecto te dará muchos puntos a favor, demostrará motivación e interés de tu parte con respecto al trabajo. Indaga aspectos generales como su misión, visión, objetivos, personal, tiempo en el mercado, trabajos realizados, Localización geográfica de todas sus sedes, sector al que pertenece, clientes, organigrama, etc. Y por otra parte infórmate sobre todo lo que tenga que ver con el cargo que ofrecen, funciones, compañeros de área, jefe, etc.

Esta información la podrás conseguir por internet, en el sitio web de la empresa, si conoces personas que trabajen allí, en folletos físicos. Si tú conoces muy bien la empresa donde “trabajarás” así mismo podrás dar respuestas más acertadas y que generen una impresión muy positiva de ti.

Las referencias en la entrevista de trabajo

Una de las técnicas que se utilizan para verificar los datos de tu CV y de tu entrevista de trabajo son las referencias que pueden dar de ti personas con las que has trabajado anteriormente. Se realizan llamadas o se solicitan documentos escritos para confrontar la información y para solicitar un informe sobre ti, en algunas empresas esperan a verificar las referencias de todos los candidatos para tomar y una decisión y  elegir al nuevo empleado. Por eso es muy importante contar con unas buenas y asequibles referencias laborales y personales.

Una referencia debe contener tus datos, debe aclarar qué relación tienes tú con la persona que la emite, de qué te conoce, hace cuánto tiempo te conoce y qué opinión tiene de ti. Si es de carácter laboral la carta debe contener un pequeño informe de las funciones que tenías y cómo ha sido tu desempeño en ese trabajo. Si es de carácter personal debe hacer énfasis en tus cualidades y valores. En los dos casos debe ser una herramienta con razones suficientes que ayude a que seas elegido en el nuevo empleo.

 

Buscadores empleoCómo realizar una Entrevista de trabajo

¡¡Ha llegado el momento, es el gran día y ya estás listo para enfrentarte, darlo todo y venderte como la persona ideal para este trabajo!!  :D

Esa noche debes dormir bien y relajarte para que despiertes descansado y fresco. Debes llegar a la entrevista con una la mente tranquila para dar una imagen positiva, enérgica y positiva de ti. Te sentirás muy seguro y darás lo mejor de ti basado en la preparación previa que has hecho. La primera impresión es fundamental con base en ella se desarrollará el resto de la entrevista Veamos ahora reglas básicas para este día:

  • Deber ser puntual, llegar con 5 minutos de antelación como mínimo es un buen comienzo. Es un desastre llegar tarde casi que pierdes la mitad de las posibilidades de ser elegido
  • Respira profundo, es bueno para controlar los nervios
  • Saluda de manera formal a tu entrevistador y al personal de la empresa
  • No debes tutear a la persona que te entreviste, salvo que ella te lo pida
  • Llama por su nombre al entrevistador, la idea es que lo sepas antes de la entrevista de lo contrario presta mucha atención en el momento que se presente para que no lo olvides y tengas que volver a preguntárselo
  • No te presentes con acompañantes, debes ir solo. Si no puedes prescindir de ir con otra persona, ella debe esperarte en un lugar cerca de la empresa y quedar después de la entrevista, nunca dentro de la misma empresa.
  • Escucha con atención
  • Sé natural y simpático
  • Evita contestar con monosílabos
  • Sé amable y sonríe
  • No es indicado ir con lentes de sol
  • Higiene y pulcritud debe ser las reinas de tu apariencia, usa con moderación complementos,  maquillaje y perfumes, la ropa debe ser acorde al trabajo
  • Has uso de buenos modales y educación
  • No interrumpas al entrevistador, espera siempre tu turno para responder
  • Recuerda que es vital manejar el lenguaje no verbal, la manera de sentarte, de disponer tus artículos personales, los gestos faciales y corporales, etc.
  • Sé sincero, humilde y honesto
  • Tus respuestas debes ser concisas y concretas, no titubees, es preferible que guardes un momento silencia para pensar y luego contestar con más seguridad
  • No hagas preguntas personales al entrevistador
  • Sé flexible y trata de adaptarte a las necesidades de la empresa
  • El tiempo prudente para una respuesta está entre 20 segundos y 2 minutos
  • Sé claro, no divagues ni des vueltas
  • Mantén la mirada en los ojos del entrevistador, sin llegar a intimidarle
  • Cuida el tono de voz, que se ajuste al espacio donde estés ni muy bajo ni muy alto
  • No olvides llevar una copia de tu CV, referencias, bolígrafo, papel para tomar notas, certificaciones de estudio, preguntas a realizar, y demás documentos que consideres necesarios
  • Sigue todas las indicaciones que te den
  • Presta mucha atención a todo el transcurso de la entrevista, ten presente hasta el mínimo detalle, observa detenidamente, esto te servirá un montón si en algún caso debes cambiar algunas de las respuestas que hayas preparado
  • No fumes, no comas chicles, etc.
  • Apaga o pon en silencia tu móvil
  • Cuida tu lenguaje, no uses palabras rebuscadas, evita palabras como: nunca, jamás, siempre, etc.
  • Muestra entusiasmo por el trabajo y la empresa
  • Expresa tu agradecimiento y despídete al terminar

Cómo se desarrolla la entrevista de trabajo

Como lo mencionamos antes, una entrevista de trabajo no suele ser muy larga y puede tardar alrededor de 30 minutos.

  1. El primer momento será la recepción o llegada al lugar indicado, nos encontraremos con la recepcionista o secretaria, preguntaremos por la persona de contacto y esperaremos las indicaciones que nos den. Este tiempo lo podemos aprovechar para observar la dinámica de trabajo que tiene la empresa ;)
  2. Seguiremos al entrevistador quien no guiara al sitio donde realizaremos la entrevista, allí nos saludará, hará una presentación de él, de la empresa y del cargo a ocupar  y nos dirá cómo se desarrollara la entrevista.
  3. Prosigue el desarrollo en sí de la entrevista, es el momento de las preguntas y respuestas.
  4. Luego tendremos la oportunidad de realizar nuestras preguntas.
  5. Por último el entrevistador hará el cierre y dará por terminada la entrevista, si hasta este momento no se ha dicho nada sobre cómo continúa el proceso de selección es oportuno que lo preguntemos y agradezcamos la oportunidad que nos han brindado.

 

Webs empleo Marketing Online¿Qué hacer después de la entrevista de trabajo?

Muchas veces nos preguntamos qué debemos hacer después de haber realizado una entrevista de trabajo, qué es oportuno y qué no. Durante la espera a que nos llamen e informen la decisión de la empresa, nos debemos tomar un tiempo de análisis y reflexión sobre cómo ha ido la entrevista, qué cosas han ido bien y qué cosas han podido ser mejores. Eso sin comerte la cabeza, más para que lo tengas en cuenta si tienes otra cita en esa empresa o para otras entrevistas. Escribirlo y hacer un esquema es un buen ejercicio que te ayudará a visualizar la entrevista, verás con mayor claridad lo sucedido. Pues hacer una evaluación que te permitan tomar decisiones y corregir errores futuros. Lo importante es que aprendas con cada entrevista, en cualquier caso es prudente enviar una carta de agradecimiento.

Esperamos que te haya sido útil esta información y que hayas conseguido este trabajo. Tus comentarios  son muy valiosos para ayudar a que todos presentemos una excelente entrevista de trabajo, son bienvenidos te invitamos a hacerlos. Hasta la próxima.

9 comentarios en “50 Consejos para enfrentarse a una entrevista de trabajo

  1. Pingback: Como superar las entrevistas de trabajo. Consejos y enlaces. | Muñozparreño

  2. Pingback: Cómo hacer y escribir El Mejor Curriculum Vitae: 20 consejos

  3. Pingback: El CV Online perfecto - JMV

  4. brigida djassi en Responder

    Me encanta esta muy bn aprender de esas cosas porque nunca se sabe cuando te puede tocar para la entrevista del trabajo. Esta muy bien explicado nunca se sabe cuando te puede salir un trabajo en una empresa

  5. Pingback: Cómo preparar una entrevista de trabajo: prepara tu pitch en 5 pasos – Paula Pérez Martín

Deja un comentario